¿Crees que no tienes tiempo de aprender inglés de negocios?

En el mundo de los negocios las horas del día nunca nos alcanzan y muchos disponemos de poco tiempo para invertir en el progreso de nuestra carrera. Pero el mundo se divide entre aquellos que toman las oportunidades que les llegan por casualidad y aquellos que crean sus propias oportunidades.

Es un hecho, los profesionistas que hablan inglés de negocios ganan entre un 28% y un 50% más que aquellos que no lo hacen (El Financiero). Y, aquí, la gran pregunta es: ¿eres ya uno de ellos o sigues posponiendo mejorar tu futuro?

Y es que es común pensar que mejorar nuestro nivel de vida al aprender inglés laboral puede tomar años, además de que no estamos para nada seguros de que, después de tanto tiempo invertido, llegaremos a obtener los resultados que queremos y necesitamos. Todos hemos vivido esas malas experiencias que nos han llevado a perder el tiempo.

¿Recuerdas cuando en la escuela aprender inglés solía ser sólo una clase más? Sólo nos interesaba sacar un certificado que pudieramos incluir en el currículum para después… ¡ bye-bye a al inglés!

Pero cada vez hay más jóvenes líderes de entre 20 y 25, incluso líderes de más de 50 años, que quieren consolidar su competitividad en el mercado laboral tomando cursos de inglés para el trabajo. Personas que aprenden mientras malabarean con sus horarios laborales. La mayoría pensamos que no tenemos nada de tiempo para ir tomar clases de inglés laboral, pero ¿te imaginas poder usar menos de una hora al día para comenzar a hablar inglés de negocios?

IDEAS OBSOLETAS

Antes, la idea más aceptada era que después de aproximadamente 5 horas diarias de estudio guiado nos tardaríamos en promedio un año en conseguir la fluidez perfecta para trabajar en inglésen cursos de inglés laboral comunes y corrientes.

Pero… un momento, ¿en verdad es necesario invertir todas esas horas hasta ser expertos?, ¿queremos dar cátedras de inglés o queremos poder trabajar con empresas bilingües?

A nadie le gusta invertir tantas horas para al final sentir que no aprendimos nada… que no conseguimos nada.
Así que, si seguimos pensando en todo el tiempo que tendremos que invertir, pues… algoseguimos haciendo mal.

A quién no le gustaría tener tiempo para atender a todas esas juntas (que pudieron ser un email 😒), luego ir al gimnasio, pasear a las mascotas y, además, poder invertir una pequeña parte del día en algo que, a futuro, nos traiga recompensas y beneficios profesionales y personales.

El tiempo no se detiene, así que no se trata de querer tener más tiempo, sino de aprovechar al máximo el que nos queda libre para conseguir eso que queremos: mejores oportunidades laborales.

NO MÁS FRUSTRACIÓN, CAMBIEMOS EL JUEGO

¿Cuántas veces has intentado aprender inglés sin éxito?
Asistiendo a cursos de inglés que nos abarrotan de toda esa teoría, reglas gramaticales y listas de palabras sin aplicaciones reales en nuestro contexto laboral.

Y es que siempre pensamos “ahora sí quiero aprender inglés”, pero si te pones a pensar detenidamente, “aprender inglés” suena como algo muy general: es una habilidad compleja que podrías dividir en muchas y variadas “subhabilidades” (por ejemplo, saber comunicarte en inglés en tu trabajo y poder ordenar comida en un restaurante en el extranjero requerirían de diferentes conocimientos comunicativos o “subhabilidades” del mismo idioma).

“Aprender inglés” entonces se convierte en una meta poco específica, a largo plazo y por tanto, poco realista. Una meta poco realista logra que nuestra emoción de emprender y aprender desaparezca, y, por ende, nuestra perseverancia decae.

NUEVAS REGLAS EN EL JUEGO: NO PIERDAS MAS TIEMPO, PRESS START

Hoy sabemos que aun cuando la facilidad para aprender inglés puede depender en cierta medida de la edad y la motivación, la gran diferencia radica en el método que usamos, la calidad de los resultados que obtendremos y el tiempo que necesitamos para alcanzar nuestras metas.

Practicar fragmentos de lo que queremos aprender por sólo 45 minutos al día durante un mes (un total de 1350 minutos), que es poco más de 20 horas mensuales (Josh Kaufman, 2014), permite que nuestros esfuerzos se enfoquen en lo realmente necesario para avanzar no lentos, pero sí seguros. ¿En qué consiste este método?

El método de “cómo aprender cualquier cosa en 20 horas”, desarrollado por el escritor Josh Kaufman, privilegia la práctica sobre la revisión obsesiva y sin sentido de la teoría. El método de Kaufman es un enfoque práctico orientado a obtener resultados perceptibles e inmediatos al proponernos metas pequeñas y alcanzables. Dime, ¿te gustaría aprovechar 45 minutos libres de tu día para aprender inglés de negocios?


PASO A PASO: ANTES DE CORRER, CAMINEMOS

¿Cómo es que practicar 45 minutos diarios durante 1 mes funciona?

Practicar pequeñas porciones específicas, pero funcionales, de una habilidad enfoca nuestros esfuerzos en conseguir resultados más consistentes, útiles y de calidad.

Una de las 4 reglas del método de Kaufman consiste en FRAGMENTAR nuestra meta (o la habilidad que queremos aprender) en pequeñas metas (o subhabilidades más específicas), mucho más rápidas de alcanzar.

subhabilidad         subhabilidad   
      
    HABILIDAD GENERAL 

subhabilidad        subhabilidad

Pero, ¿qué es exactamente eso que tenemos que practicar para aprender inglés laboral?, ¿cuáles serían estas subhabilidades que tenemos que aprender? Pensemos: ¿qué es lo más básico que debemos saber para poder trabajar en inglés? ¿Verbos y pronombres, mucho vocabulario relacionado, pero suelto y sin sentido?, o ¿frases completas y útiles de inglés de negocios que logren darle un upgrade a nuestras relaciones laborales? Hoy no estamos para tomar años de clases teóricas de inglés hasta llegar a ser un profesionista calificado que además habla inglés de negocios. Si quieres saber más de cómo el método de Kaufman y su regla de fragmentación nos ayuda a mejorar los resultados en los cursos de inglés para el trabajo, esto te puede ayudar:Método de Kaufman.

La fragmentación es sólo 1 de las 4 reglas de este eficiente método que nos puede ayudar a construir el camino hacia el liderazgo bilingüe. Pero si quieres seguir conociendo más de este método, asegúrate de darnos seguimiento y no te pierdas las siguientes entradas, porque…

… I’ll be back. 😎

Deja un comentario