Los 5 errores que no debes cometer en una entrevista de trabajo en inglés

Llegó la hora de someter tu inglés a la máxima prueba y es para esto, precisamente, que te has estado preparando. Ya sea que lleves años hablando el idioma como si fueras nativo o lleves un par de meses con un curso de inglés, hay puntos que te serán igualmente útiles y que no debes pasar por alto. Aquí te presentamos los 5 errores más comúnes al preparar una entrevista de trabajo en inglés.

1 Dar las cosas por hecho

Quizá seas un experto en cada área de tu trabajo,pero,¿también lo dominas en inglés? Haz esta prueba: explica en qué consiste tu trabajo y grábalo; menciona cuáles son los aspectos más importantes y desafiantes. Ahora, repítelo, pero házlo en inglés. Compara las grabaciones: ¿una es más larga? ¿hay mucho silencio? ¿te sientes cómodo con las dos?

El propósito de este ejercicio es que te des cuenta de qué tanto dominas de tu entorno laboral en otro idioma. Parece sencillo, pero un trabajo requiere de un lenguaje especializado, aun para lo más esencial: piénsalo… eres un hablante nativo de español y, sin embargo, no puedes hablar sobre cualquier tema especializado como finanzas, leyes o ciencia,¿verdad?… esto es más notorio si hablas otro idioma.

No porque hayas llevado clases de inglés y tu nivel sea bueno quiere decir que eres capaz de hablar sobre un tema tan específico como tu trabajo, así que prepárate para ese día.

2 No prepararte

La victoria ama la preparación, y esto no quiere decir que dediques días o cierta cantidad de horas a mejorar tu inglés, sino que lo practiques inteligentemente.

Las oportunidades aparecen cuando menos se les espera, así que no permitas que te agarren con la guardia baja. Es terrible tener una entrevista laboral en inglés y descubrir que ésta es en… ¡tres días! Ten esto en consideración para que cuando esa entrevista llegue no sientas que no estás preparado.

Además, no te olvides de conocer más acerca de tu empleador. Si la empresa que está interesada en contratarte necesita que domines la lengua es porque ésta debe tener presencia en ese medio. Busca la compañía en inglés, ya sea por medio de redes sociales, páginas oficiales o portales de empleo; incluso puedes encontrar manuales de operación y todo tipo de información útil. Así, te familiarizarás con el vocabulario relacionado con los procesos de esa empresa.

 Por otro lado, debes de preparar tu entrevista antes de empezar a buscarla. Asigna tiempo para disponer de un plan. Si piensas empezar a postularte para un empleo dentro de unos meses, por ejemplo,  porque terminarás tu carrera en ese tiempo o tienes un proyecto en tu empleo actual, tienes que prepararte para una posible entrevista desde el momento en que decides que quieres un puesto en un medio bilingüe. No querrás encontrarte con que estás más que capacitado para el puesto pero deben rechazarte porque no dominas el idioma.

Si no tienes tiempo para prepararte como quisieras o no tienes idea de cuándo podrías tener esa entrevista, siempre es buena idea que te mantengas al día sobre tu área en ese idioma. No vas a aprender todo en una sentada, pero puedes usar artículos y diccionarios especializados en tu ramo para hacer tu trabajo de rutina. Así, no perderás la práctica y todo te será más reconocible.

3 Creer que tus clases de inglés te prepararon para esto

Las clases generales de inglés pueden llegar a niveles muy avanzados como C2, pero su objetivo es general. Si lo has notado, casi siempre los libros de inglés apuntan a una situación en donde visitas otro país e interactúas con otras personas.

Está muy bien que puedas hablar de viajes, hacer algo de small talk y tratar temas actuales; pero en ese momento necesitas otra cosa.

Ser un hablante avanzado no garantiza que puedas hablar de algo específico como contabilidad, leyes o finanzas. Para eso existen materiales especializados como cursos de inglés para juntas, para call centers o para el transporte. Esto nos lleve al siguiente error.

4 Tratar de hacerlo sin ayuda.

Especialmente si tienes el tiempo encima, es difícil saber en dónde comenzar. Pide a un colega o amigo que escuche tu presentación. Aunque prefieras practicar por tu cuenta, una plática con otra persona puede mostrar detalles que no notas porque para ti muchos aspectos de tu habla ya son normales, tales como el uso de cierto vocabulario o pronunciación. Siempre es útil escuchar una opinión externa.

A pesar de lo anterior, no desaproveches la opinión de un profesional. Busca a alguien que se especialice en esta situación, como, por ejemplo, Indra, en donde puedes llevar a cabo tu presentación con un consultor que te dirá cuáles son tus áreas de oportunidad y cómo perfeccionarlas. Puedes tomar un curso de preparación para tu presentación o incluso tomar un curso específico de inglés enfocado en tu ramo profesional.

5 No considerar las diferencias culturales

Aunque este aspecto varía entre las personas, una cultura cambia no sólo por su idioma, sino por el uso que se hace de éste. Las personas en países de habla inglesa o en el norte de Europa suelen ser prácticas y directas, especialmente en el medio laboral. Probablemente has oído de personas que fueron a estos lugares y se encontraron con costumbres diferentes que les parecían hasta groseras.

En México muchas veces somos indirectos para hablar, en especial si se trata de dar negativas. Hay muchas expresiones que no usamos en nuestro día a día porque creemos que nos hacen sonar prepotentes. Lo anterior resulta del todo innecesario para personas de otros países, por lo que debes practicar cómo ser directo y dar la información que necesitas sin dar rodeos.

And last but not least, añadiremos un error más que quizás sea el más común: mostrarte inseguro.

Recuerda que si van a entrevistarte es porque están más interesados en tus aptitudes para el empleo que en tu habilidad con el inglés. Los reclutadores sólo quieren confirmar que la comunicación no será un problema. No buscan que tengas las habilidades comunicativas de un nativo, sólo que puedas utilizar lo que sabes y hacer bien el trabajo.

En realidad, muchas personas son exitosas en medios internacionales sin tener un dominio particularmente bueno del idioma. Si lo ves así, esto es una oportunidad para demostrar la buena impresión que puedes lograr con tus capacidades en el inglés o qué tanto puedes conseguir con un recurso limitado.

¿Crees que hay más errores que se podrían llegar a cometer en una entrevista de trabajo? ¡Regálanos tus comentarios y cuéntanos cuáles crees que puedan ser otras áreas críticas que todo candidato debería considerar antes de una entrevista en inglés!

1 comentario

Deja un comentario