Aprendiendo inglés: barreras emocionales relacionadas al trabajo

Las emociones son expresiones de una regulación biológica presente en organismos de orden superior que se desarrollan en ambientes complejos y que tienen conceptos de sociedad y cultura. El estado emocional se convierte en un estado mental intrincado al que nosotros llamamos sentimiento y el cual podría no estarte permitiendo avanzar si te encuentras aprendiendo inglés.

Además de las emociones positivas como alegría, orgullo, admiración, inspiración y otras más, existen las barreras emocionales, actitudes provocadas por sentimientos que dificultan que una persona se desenvuelva adecuadamente en su entorno social. Algunas de estas barreras se presentan como falta de empatía, nerviosismo ante interacciones sociales, timidez extrema y desconfianza. Estas barreras llegan a interferir en la motivación para participar en ciertas actividades por el temor sistemático a fracasar.

Las barreras emocionales son el día a día de muchos trabajadores. El trabajo es una de las fuentes más importantes de estrés mencionada en las encuestas de “Estrés en América” realizadas por la Asociación Americana de Psicólogos (APA) cada año.

Sin embargo, hay fuentes de estrés en el trabajo que podrían contrarrestarse aumentando nuestros conocimientos de inglés. Algunos trabajadores perciben pocas posibilidades de crecimiento dentro de su empresa o sienten que no tienen ningún control sobre las decisiones relacionadas con su labor, pero dentro de este contexto tenemos que considerar que saber inglés nos da acceso a diversos tipos de información, así como conocimientos científicos y tecnológicos, lo que aumenta las habilidades personales y las competencias profesionales y, por tanto, las oportunidades laborales.   

Aquí puedes leer más acerca de los efectos negativos del estrés crónico en el trabajo y de cómo combatirlo. https://www.apa.org/helpcenter/work-stress


En 1995, Daniel Goleman introdujo por primera vez la idea de inteligencia emocional como el conjunto de habilidades que nos permiten, entre otras cosas, ser capaces de persistir y motivarnos frente a las decepciones y evitar que las emociones reduzcan nuestra capacidad de pensar. Es importante entonces recalcar que no sólo la inteligencia académica influye en nosotros a la hora de aprender: nuestra capacidad intelectual no podría desempeñarse de la mejor manera sin una inteligencia emocional adecuada que nos permita desarrollar tolerancia a la frustración.

Barreras emocionales en el aprendizaje
Las emociones juegan un papel determinante en el aprendizaje, ya que es “a través de nuestro mundo emocional que desarrollamos un constructo y significado personal de la realidad externa” (Day y Leitch, 2001). Es decir, aprendemos gracias a la motivación y a la capacidad de atención que se relaciona con este rol de las emociones. La actividad neuronal y hormonal desencadenada por ellas modifica el funcionamiento de áreas cerebrales que dirigen el sistema de atención y de memoria y que promueven el aprendizaje. Siempre se aprende mejor cuando el contenido tiene ciertos componentes emocionales relevantes para el estudiante.

La importancia del inglés y su papel en el mundo de las empresas

Aproximadamente el 25% de la población mundial tiene algún nivel de conocimiento de inglés y para el cierre del 2020 se calculaban 1 132 millones de hablandes de inglés. Es bien sabido que el conocimiento del idioma inglés puede incrementar la calidad de vida, así como la competitividad de las personas, y por consecuencia, la de las empresas a las que pertenecen. De último, en general esto da acceso a una sociedad más globalizada y capaz de acceder a los mismos canales de comunicación usados mundialmente, ya que la demanda comercial y laboral actual requiere de la internacionalización de las empresas y de su equipo. El inglés, el español y el francés son considerados como los lenguajes del mundo de los negocios.

Barreras emocionales al aprender inglés

Todas las barreras emocionales mencionadas anteriormente, como la timidez, el miedo al fracaso, la poca tolerancia a la frustración, el estrés por participar en situaciones fuera de nuestra área de comfort y demás, desbordan tanto nuestra capacidad de atención como la memoria de trabajo, dificultando cualquier proceso de aprendizaje. Sin embargo, además de estas barreras personales, existe el problema general de que las empresas mexicanas no destinan recursos suficientes para la capacitación de todo su personal. El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) reportó que “en el caso de los trabajadores que toman cursos de inglés, el 45% lo decidió personalmente; el 37% lo está cursando porque fue una decisión de algún superior y el 10% por acuerdo entre la empresa y los trabajadores.”

Frecuentemente, tanto jóvenes como adultos tomando clases de inglés reportan malas experiencias previas cuando han intentado aprender inglés: cursos monótonos, listas de palabras infinitas y vocabulario inservible fuera del aula. Así, muchos recuerdan su experiencia en las clases de idiomas con aburrimiento.Dicho recuerdo está asociado a emociones negativas que generan sentimientos que tienen influencia al momento de tener que cumplir el requisito de aprender esta habilidad comunicativa, cada vez más necesaria.

Así, perder el miedo y encontrar las motivaciones correctas, tanto individuales como institucionales, debería de ser una prioridad no sólo para nuestro desarrollo personal sino también para el de nuestras empresas y sociedades. Tal vez el ambiente de presión bajo el cual te encuentras inmerso, el clima de incertidumbre o la falta de un programa de bienestar empresarial por parte de tu compañía  sean factores que están afectando tu capacidad de aprendizaje.

Muchas veces las razones por las cuáles te podría parecer que estás negado al aprendizaje del inglés o que no puedes mejorar tu nivel podrían estar directamente relacionadas con las barreras emocionales antes descritas y no con una cuestión intelectual. No dejes de hacer una evaluación tanto de tu entorno como de tu estado emocional. ¿Hay algo que esté sucediendo que interfiera con tu atención o tu motivación?

¡Compártenos tu historia en los comentarios!

Para saber más de estos temas puedes referirte a:

EF Blog México. (2019, 5 noviembre). EF EPI 2019: El nivel de inglés en México sigue disminuyendo. https://www.ef.com.mx/blog/language/nivel-de-ingles-en-mexico-sigue-disminuyendo/

Crear Salud. (2017, 28 diciembre). Qué son las barreras emocionales y cómo destruirlas. Crear Salud – Hábitos saludables. https://crearsalud.org/que-son-las-barreras-emocionales-y-como-destruirlas/

American Psychological Association. (2019, Octubre). Coping with stress at work. APA. https://www.apa.org/helpcenter/work-stress

De la Barrera, M. L., & Donolo, D. (2009, 10 abril). Neurociencias y su importancia en contextos de aprendizaje. Revista UNAM. http://www.revista.unam.mx/vol.10/num4/art20/int20-3.htm

Cataño, R. M. C., & Wilburn Dieste, M. (2014, enero). Enfoques teóricos para la adquisición de una segunda lengua desde el horizonte de la práctica educativa. Scielo. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-26982014000100018

Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (2015). Inglés es posible. Propuesta de una Agenda Nacional. IMCO. https://imco.org.mx/wp-content/uploads/2015/04/2015_Documento_completo_Ingles_es_posible.pdf

Becerril, I. (2015, 27 abril). En México sólo 5% de la población habla inglés: IMCO. El Financiero. https://www.elfinanciero.com.mx/economia/en-mexico-solo-de-la-poblacion-habla-ingles-imco


Deja un comentario