5 cosas a tener en cuenta en una entrevista de trabajo en inglés

¿Cómo sobrevivir a una entrevista de trabajo en inglés?

Te postulaste para ese puesto que tanto deseabas, diseñaste tu CV, contestaste a esa llamada y, al fin, es momento de esa entrevista de trabajo, sólo que… ¡ésta es en inglés! Si le echaste un ojo a ese puesto debe ser porque tenías conocimiento del idioma o porque llevas un tiempo practicándolo, pero, como en todo reto, te surge la duda de si estás verdaderamente a la altura.

En lugar de quedarnos sentados y tener fe en que los años de escuela y certificaciones  van a darnos ese empleo, mejor hagamos algo específico que nos dé resultados a corto plazo y evitemos caer en imposibles como el de tratar de cubrir horas, meses y hasta años de estudio en nada más que un mes. Por ello, éstas son las 5 cosas a considerar para sobrevivir a esas entrevistas de trabajo en inglés:

1.-Conoce tu terreno.

Quizá el consejo más conocido en el mundo de las entrevistas laborales es el de investigar a la compañía, y es que hacerlo te prepara para que los temas que puedas tocar sean verdaderamente útiles para quienes te van a contratar, además de que muestra interés de tu parte.

Es lógico que un reclutador prefiera a aquel candidato que entiende del medio al que se pretende incorporar por encima de aquel a quien hay que explicarle todo desde el principio. Es más práctico contratar a alguien que conoce la visión y la filosofía de la compañía o sus procesos, ya que instruir a alguien para que aprenda esto desde cero implica un gasto extra.

Esto es doblemente cierto en inglés. Capacitar a alguien es, definitivamente, un costo extra; y si añadimos la barrera de la traducción, graves problemas pueden surgir si la comunicación no es clara y precisa, por lo que un empleado que domina términos esenciales para desempeñar su trabajo es una prioridad al momento de la contratación.

De lo anterior podemos desprender los siguientes consejos complementarios:

*Conoce la empresa y el área para la que estas solicitando empleo tanto en español como en inglés.

*Investiga cosas como la historia de la compañía, los sectores que la constituyen, su misión, algunos nombres importantes relacionados con ella (ejecutivos, gerentes,etc.), sus socios y también sus competidores.

*En caso de que la empresa sea internacional, es muy probable que tenga presencia en un país de habla inglesa, así que no olvides investigar si hay oferta de puestos en inglés; encuentra el que te interesa o el que sea más próximo a tus intereses y trata de extraer vocabulario desde la descripción de puesto.

*Recuerda que todos los empleos requieren de un grado de especialización técnica; ya sea que estés en el área de RH o contabilidad, no des por hecho que un curso general del idioma te preparará para lidiar con términos que sueles usar cotidianamente en tu trabajo. Hay muchos términos que tienen un equivalente muy preciso en inglés. No tienes que conocer todos los términos, sólo los más necesarios para hablar de tu trabajo: describe en español cuáles son los aspectos que más dominas en tu puesto y extrae de ahí palabras clave que puedas necesitar.

2 Familiarízate con una entrevista de trabajo en inglés.

Afortunadamente, hoy en día hay muchas formas de acceder a muestras de exámenes. Fácilmente puedes ver entrevistas de distintos niveles para diferentes propósitos en páginas de instituciones que además tienen canales en Youtube.

Para estos propósitos debes conocer más que la oferta de la industria de clases de idiomas. Aquí te dejamos unos ejemplos de dos de las plataformas para búsqueda y oferta de empleo más importantes de la actualidad; sus canales te ayudarán a familiarizarte con el contexto, además de que te encontrarás con varios consejos sobre el tema en inglés:

3 Conócete a ti mismo

Sabes la importancia que tiene presentar tu experiencia de forma clara y útil; esa es la base de un buen curriculum, pero no siempre tendrás muy en claro cual es tu dominio del idioma.

Muchos ponen en la casilla de dominio del inglés un 80%, pero tú no caigas en esto. Eso no nos dice mucho porque ninguna institución usaría porcentajes para medir el manejo de un idioma. Entonces, ¿Cómo conocer realmente tu nivel de inglés?

Si tienes curiosidad por conocer tu nivel puedes tomar distintos tests en línea que se dan de forma gratuita. Sin embargo, esto no es lo más recomendable si lo que buscas es un registro preciso que puedas incluir en tu CV o si quieres saber qué tan preparado estás para una situación específica como una entrevista.

Si tu nivel de dominio del idioma va a ser importante para el entrevistador, te recomendamos que inviertas en una certificación como IELTS o TOEFL, la cual no sólo te dirá el nivel que tienes, sino que ésta misma será una referencia que podrás presentar en futuras entrevistas.

Sin embargo, los papeles no lo son todo, ya que realmente no hablan del todo sobre tu capacidad conversacional. Si ya estás tomando clases de inglés, habla con tu profesor, seguramente él podrá decirte qué tan preparado estás y qué aspectos necesitas mejorar.

4 No te olvides de practicar tu entrevista.

Puedes pedirle a un amigo que te escuche dar una presentación, también puedes grabarte y oírlo tu mismo. Pon atención a en qué partes dudas o a si hay algo que simplemente no suena bien.

Aunque puedes mejorar mucho practicando por tu cuenta, el mejor consejo es pedir ayuda a un profesional. Cuando tienes una fecha para esa entrevista y necesitas que tu comunicación sea lo mejor posible, no estaría mal que practiques con alguien que está calificado para asesorarte. En INDRA Tailored Linguistic Solutions puedes agendar sesiones de práctica donde se te asesorará en los aspectos más precisos del idioma que requieras para ese momento, tales como el uso de expresiones o consejos para una mejor pronunciación. De ser necesario, también puedes tomar un curso personalizado, planeado justo para el área en la que te quieres concentrar.

5 Respira; después de todo, tan sólo es una entrevista.

Si hacemos de lado la cuestión del idioma, al final nos encontramos con una entrevista de trabajo más. Recuerda cuidar tu dominio del área, tu presentación y la imagen que das. Sigue los consejos que ya conoces para una entrevista normal; sólo considera un par de cosas más cuándo tu entrevista sea en inglés:

*Se directo. El inglés es un idioma que busca la eficiencia. Es común que cuando alguien que habla español intenta darse a entender en inglés lo haga diciendo más de lo necesario. Mantén lo que quieres decir breve y preciso.

Para esto puede ayudarte el sistema STAR (Situation; Task; Action; Result). Éste es un método de responder preguntas enfocando las respuestas en resultados: cuando te pregunten sobre una situación que tuviste que resolver en tu empleo, describe lo que ocurrió, la labor que debías realizar, las acciones que tomaste y cuál fue el resultado final.

Parece sencillo, pero recuerda que es muy fácil que una historia se nos vaya de las manos si no sabemos estructurarla. ¡Imagina las complicaciones que esto puede traer si lo haces en un idioma que no dominas completamente!

Pues bien… ya estás listo para dar el gran paso, así que ahora no caigas ante el miedo. Si ya entregaste tu CV y les interesa entrevistarte, puedo decirte que ya pasaste un gran filtro.  Un estudio hecho por “The Ladders” revela que a un empleador le toma de 7 a 30 segundos rechazar un curriculum. Puedes leer el estudio aquí.

No debemos confiarnos, pero sí debemos dejar de preocuparnos; los nervios son una de las mayores causas de interferencia en el habla y esto se multiplica cuando lo haces en un idioma extranjero.

La persona que va a contratarte está consciente de que el inglés no es tu primera lengua; si eso fuera un problema, pues.. contratarían a un nativo, ¿no lo crees? Lo que los empleadores buscan es que puedas desempeñar una tarea. Nadie va a pedir perfección, van a pedir que puedas hacer algo de manera eficiente.

Una entrevista en inglés no sólo revelará tu dominio del idioma, sino qué tanto puedes hacer con éste. Es importante dejar muy en claro qué es lo que comunicativamente puedes lograr con esa herramienta o en qué medida tu nivel podría limitarte.

Ahora ya sabes qué es lo que tienes que considerar antes de esa entrevista, pero nos gustaría saber si crees que hay algún otro consejo que podría ayudar a cualquier candidato a prepararse para ese momento.

Cuéntanos, ¿cómo te ha ido en esas entrevistas en inglés? ¡No olvides regalarnos tus comentarios!

Deja un comentario